Cómo disimular los cables de los electrodomésticos de la cocina

Sinceramente, los cables de los electrodomésticos en la cocina pueden ser un auténtico incordio, sobre todo, si quedan a la vista. De hecho, transmiten una fuerte sensación de desorden que es recomendable evitar. Pero ¿cómo hacerlo? Aquí te damos una serie de soluciones muy interesantes para lograrlo.

Las mejores maneras de disimular los cables de tus electrodomésticos

Pocas cosas hay menos estéticas que una maraña de cables atravesando los muebles y las paredes de tu cocina. Sin embargo, los electrodomésticos necesitan estar conectados a enchufes para funcionar. A continuación, te damos opciones para solventar ese problema.

Utilizar canaletas

Las canaletas son utensilios con forma de tubería que se colocan directamente sobre la pared. Están específicamente diseñadas para que, a través de ellas, pasen los cables de los electrodomésticos. Además, al utilizar adhesivos para fijarse a ella, ni siquiera requieren que tengas un taladro y que hagas agujeros.

Por lo general, las canaletas son de plástico de cualquier color. Incluso se pueden pintar si es necesario. Sin embargo, también puedes encontrarlas de fibra de carbono y de metal, así como con diferentes formas. Muchas de ellas están pensadas para ser ubicadas en las esquinas, por ejemplo.

Eso sí, a la hora de elegir la canaleta que necesitas, es imprescindible que tengas en cuenta la cantidad de cables que quieres ocultar. Cuanto mayor sea, más grande deberá ser. Tampoco te olvides de la longitud. Generalmente, estos utensilios se venden por metros y cuentan con tapas con bisagras.

Coloca paneles decorativos

Tienes dos opciones. Por un lado, puedes comprarlos en cualquier tienda de decoración. Por otro, puedes fabricarlos tú mismo. En cualquier caso, el objetivo es que el panel cubra la totalidad del espacio disponible entre el electrodoméstico y el enchufe.

Por ejemplo, en las cocinas de estilo moderno o minimalista, los paneles metálicos quedan muy bien. En cambio, en las de estética rústica, los de madera van mucho mejor. Eso sí, si eliges esta opción, asegúrate de que el panel esté bien barnizado para evitar que la suciedad deteriore el material o deje marcas permanentes.

Instala zócalos o rodapiés

Muchos de estos elementos decorativos ofrecen un espacio interior específicamente pensado para ocultar cables. Por ello, pueden venirte fenomenal a la hora de disimular la mala estética que brindan los pertenecientes a los electrodomésticos de tu cocina.

Los rodapiés se colocan en la parte más baja de la pared, es decir, en aquella que está en contacto con el suelo. En cambio, los zócalos se pueden ubicar sobre la encimera de la cocina. Elige en función del lugar por el que pasen la mayor parte de los cables. Incluso puedes usar ambos elementos para mejorar la sensación de orden.

Además, los zócalos y rodapiés son muy fáciles de instalar. Si no incluyen el adhesivo, solo vas a necesitar un poco de cola para poder fijarlos a la pared o a la encimera. Eso sí, te recomendamos medir bien y asegurarte, con un nivel, de que quedan totalmente rectos ya que, de no ser así, pueden darte problemas en el futuro y no quedar bien.

Las cajas decorativas son otra buena opción

Dentro de ellas podrás meter directamente las regletas. Además, puedes dar a cada caja un diseño específico para así diferenciar qué cables pertenecen a cada electrodoméstico. Lo único que tienes que hacer son unos pequeños agujeros por los que puedan pasar.

Esta es una interesante opción para ocultar todos esos cables que pasan sobre la mesa de la cocina. De hecho, puedes pegar la caja a la parte inferior o introducirla dentro de un cajón para que quede totalmente disimulada. Nadie que entre a tu casa se dará cuenta de que allí están. Lo mismo puedes hacer por debajo de la encimera.

Puedes fabricar estas cajas tú mismo usando madera contrachadapa. Es un material muy económico que encontrarás en cualquier carpintería. Además, resulta muy fácil de manipular y cortar y brindará a los enchufes y cables una protección adecuada.

Integrar los cables en la decoración

El último recurso. Se trata de una solución cuando no puedes aplicar ninguna de las opciones comentadas anteriormente por motivos de espacio o, simplemente, porque no te agradan los resultados. Además, es también la más original y llamativa.

En primer lugar, fíjate en la altura a la que están los electrodomésticos cuyos cables quieres disimular. Posteriormente, utilizando ganchos o ventosas, deberás realizar dibujos y formas con ellos directamente sobre la pared. Un corazón, una estrella, guirnaldas, flores… Las opciones son prácticamente ilimitadas.

Di adiós a los molestos cables que estropean la estética de tu cocina

Ya solo te queda elegir la opción que mejor se ajuste a las características y al estilo de tu cocina. Cualquiera de ellas te permitirá disimular los cables de los electrodomésticos de manera muy eficaz. Solo tienes que ser un poco habilidoso y poner en práctica los consejos que te acabamos de dar. Te aseguramos que los resultados serán geniales.

Michael F.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba