Cómo pintar, estucar o enmascarar la apariencia de paredes de cemento

Pintar y decorar paredes de bloques no es fácil debido a la especial textura de este material. Es necesario el uso de materiales específicos y de una técnica adecuada. Pero no te preocupes. Aquí vamos a explicarte cómo hacerlo en detalle y de varias maneras.

¿Cómo pintar una pared de bloques de cemento?

Es la opción más habitual para modificar la estética de este tipo de paredes. Puedes utilizar pintura acrílica doméstica, pero los resultados pueden no ser los idóneos. Además, tampoco es la más duradera sobre este material. Por ello, te recomendamos utilizar pintura de esmalte vinílico como el que se emplea para pintar el interior de algunas piscinas. Es mucho más resistente.

Una vez que la tengas, sigue las siguientes instrucciones:

  • Retira la pintura antigua. En caso de que la tuviese. Si no lo haces, la pintura nueva no se agarrará bien al bloque de cemento. La mejor manera de hacerlo es aplicando fosfato trisódico a presión mezclado con agua.
  • Mezcla las latas de pintura de esmalte de vinilo. Ponlo todo en un bote lo suficientemente grande. Asegúrate previamente de que está completamente limpio.
  • Bate la pintura. Puedes hacerlo a mano, pero es una tarea bastante pesada. Si tienes un accesorio de batidora que se pueda conectar a un taladro eléctrico ahorrarás mucho tiempo y esfuerzo. La textura debe ser uniforme.
  • Pinta los bordes. Una vez que hayas terminado de batir, utiliza una brocha amplia y aplica abundante pintura en los extremos. Previamente, puedes poner cinta carrocera para evitar manchar, por ejemplo, los marcos de las ventanas o de las puertas.
  • Utiliza un rodillo para las partes amplias. Deberás empaparlo bien y realizar movimientos uniformes de arriba a abajo. No hagas demasiada presión, pero mantenlo pegado a la pared con firmeza.
  • Rellena las imperfecciones. La superficie de los bloques de cemento es bastante rugosa. Por ello, es normal que surjan burbujas y espacios sin pintar. Aplica la pintura en esas zonas usando un pincel o brocha pequeña.
  • Espera a que se seque. Pueden ser necesarias hasta 24 horas. En cualquier caso, lo indicará el fabricante en el propio bote de pintura.
  • Repite el proceso. Como mínimo, para que los resultados sean perfectos, deberás dar una mano de pintura más. Sin embargo, lo normal es que tengas que dar dos y hasta tres adicionales para que los resultados sean óptimos.

Otros trucos para disfrazar una pared de bloques de cemento

La pintura de esmalte de vinilo no es el único material que te puede servir para modificar la apariencia de una pared de bloques de cemento. Hay otras dos alternativas dignas de mención.

Estuco para cubrir paredes de cemento

El estuco es, fundamentalmente, una pasta de grano fino elaborada a partir de yeso, mármol pulverizado y cal apagada junto a pigmentos naturales o sintéticos para darle color. Se utiliza para enlucir paredes interiores y exteriores, así como para alisarlas. Por ello, es un material idóneo para camuflar los bloques de cemento.

Además, aplicar el estuco sobre este tipo de superficies es muy simple. Solo hace falta mezclarlo con agua hasta que alcance la textura adecuada y, posteriormente, utilizar una plana para que quede perfecto. Tarda en secarse, aproximadamente, unas 8 horas, si bien es cierto que después hace falta ponerles una capa de barniz o material similar para que adquiera una textura suave.

Pero, una vez hecho, pintar el estuco es francamente sencillo. De hecho, es un proceso mucho más simple que el de aplicar la pintura directamente sobre los bloques de cemento. Y, una vez aplicado, dura toda la vida.

Tapizar los bloques de cemento

Mediante papel tapiz específico para interiores o exteriores, según el caso. Este elemento tiene la capacidad de adherirse rápidamente a la superficie rugosa de los bloques de cemento, por lo que te ahorrará mucho esfuerzo. Sin embargo, has de tener cuidado para que no se formen pliegues que arruinen la estética del trabajo realizado. Nuestro consejo es que busques patrones y texturas similares a las de la pared que quieres disfrazar para evitar problemas.

Otra alternativa, si bien es cierto que solo es válida para las paredes de cemento situadas en interiores, es colgar tapices de tela que oculten la apariencia de los bloques. Hay diseños muy económicos que, incluso, se venden por metros y que pueden serte de mucha utilidad. Además, darán una estética bastante original al espacio y cualquiera está capacitado para colocarlas.

Dar un nuevo aire a las paredes de bloques de cemento

En definitiva, y como habrás podido comprobar aquí, tienes muchas alternativas a tu disposición a la hora de enmascarar la apariencia de una pared de bloques de hormigón. Solo tienes que elegir la opción que más se ajuste a tu presupuesto, a tus necesidades y, evidentemente, a tus habilidades. Lo que puedes tener claro es que los resultados serán perfectos en todos los casos si sigues las instrucciones que te hemos dado.

Michael F.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba