Principales ventajas de los suelos porcelánicos de exterior

Los suelos de cerámica no son ninguna novedad. De hecho, llevan siendo décadas la opción preferida de los usuarios a la hora de elegir el revestimiento para el interior de sus casas. Sin embargo, no sucede lo mismo en cuanto al exterior, es decir, respecto al jardín y la terraza. Afortunadamente, se está convirtiendo en una tendencia de decoración muy interesante y capaz de ofrecer multitud de ventajas que aquí queremos resaltar.

La cerámica para suelos exteriores gana adeptos

Hasta ahora, el revestimiento elegido por la mayoría de propietarios de viviendas con terraza o jardín era de madera o de piedra. En los últimos años, a estos dos materiales se unió el microcemento. Sin embargo, ninguno de ellos es capaz de ofrecer las ventajas por las que destaca la cerámica.

El hecho de que podamos usar suelos cerámicos en exteriores se debe, principalmente, a la innovación y el desarrollo tecnológico llevado a cabo sobre este material. Hay que tener en cuenta que, anteriormente, era excesivamente poroso, lo que hacía imposible instalarlo en exteriores. Pero ya no es así.

Alta resistencia de los suelos porcelánicos

Es especialmente alta cuando se trata de gres porcelánico. En primer lugar, es un material que no sufre dilatación y contracción por culpa del calor y del frío. De hecho, es invulnerable a agentes climáticos como la lluvia, el viento o la radiación ultravioleta cuando esta incide directamente sobre las baldosas. Además, resulta prácticamente irrompible aunque se les dé un golpe fuerte.

Impermeabilidad total en días de lluvia

Antes hicimos referencia al carácter poroso de los primeros suelos porcelánicos. Sin embargo, esta característica, que hacía imposible su instalación en exteriores, ha sido modificada. Tanto es así que, actualmente, ofrecen un grado de impermeabilidad bastante mayor que cualquier otro tipo de revestimiento y que sea especialmente resistente ante las lluvias intensas y, sobre todo, las heladas. Por tanto, es una opción perfecta para quienes residen en lugares especialmente fríos y húmedos.

Carácter antideslizante para prevenir resbalones

Otra cualidad muy valorable para la mayoría de usuarios. Y es que, si dentro del jardín hay una piscina, es necesario contar con un revestimiento que garantice una buena adherencia tanto con los pies desnudos como si se lleva calzado. La cerámica, gracias a que se cubre con un tratamiento antideslizante especial, ofrece unas prestaciones de adherencia excelentes incluso cuando se moja. En resumen, se trata de un suelo a prueba de resbalones.

Variedad de diseños disponibles

Sinceramente, el catálogo de diseños de suelos cerámicos de exterior es muy amplio y variado. Muchas marcas cuentan con variedades con todo tipo de texturas, tamaños de baldosa y colores, por lo que no te resultará difícil encontrar uno idóneo para la decoración de tu jardín o terraza. Incluso se pueden elegir en mate o con brillo. Es una cuestión exclusivamente de gustos.

Facilidad de instalación de los suelos porcelánicos de exterior

Puede parecer a simple vista que no, pero los suelos de gres porcelánico no son difíciles de instalar. De hecho, con las herramientas adecuadas, resulta una tarea mucho más rápida y cómoda que, por ejemplo, la piedra, la cual es muy difícil de cortar y manipular. Además, si ya anteriormente contabas con un revestimiento colocado, siempre puedes poner el nuevo encima, lo que te ahorrará una buena cantidad de dinero, de tiempo y de esfuerzo al no tener que manipular escombros.

Precio bajo comparado con otros materiales

La piedra y muchos tipos de madera son materiales bastante más caros que el gres porcelánico a la hora de elegir un revestimiento para el suelo. Solo tienes que echar un vistazo al catálogo online de cualquier marca especializada para darte cuenta de ello. Esto te permitirá reformar tu jardín o terraza por mucho menos dinero del que imaginas y dejar algunas reservas por si, en el futuro, sufres alguna avería que te obligue a levantar algunas baldosas.

Vida útil muy larga

Otro punto a favor del gres cerámico. Si has tenido antes un suelo porcelánico en casa, probablemente sepas que este revestimiento puede durar más de 20 años en perfecto estado siempre que se cuide correctamente. Sin duda, se trata de una cantidad de tiempo imposible de igualar por la madera y que únicamente puede superar la piedra natural. Conviene recordar que también es un material extremadamente resistente a las rayaduras y a los desconchones, por lo que no es necesario tomar excesivas precauciones a la hora de usarlo.

Suelos porcelánicos de exterior: una alternativa a tener muy en cuenta si vas a redecorar tu jardín

En definitiva, los suelos porcelánicos de exterior se han situado como una de las principales tendencias del momento dentro del mundo de la decoración. Y, teniendo en cuenta todas las ventajas que ofrecen, no es de extrañar. Por ello, si estás pensando en reformar tu jardín o terraza, te recomendamos que pienses seriamente en instalar uno. No te arrepentirás.

Michael F.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba