Andrea Mosca transforma un ático deshabitado en un cálido refugio para dormir y trabajar

Imágenes cortesía:

Andrea Mosca


© Fotografías:

Rémi Lo Duca


19 may, 2017
 

Habitado originalmente por el esqueleto de madera de la cubierta, este ático renovado por el arquitecto francés Andrea Mosca ha pasado de la categoría “deshabitado” a ser un espacio lleno de luz y vida.

En el ”Ático dormilón” ubicado al interior de una casa en al localidad francesa de Montlhéry, la escalera de acceso, hecha en un conjunto de carpintería, permite adivinar el tema arquitectónico del piso y constituye un elemento de almacenamiento al filtrar la luz del sol.

the-sleeping-attic-andrea-mosca-catalogodiseno (9)

Al llegar, el suelo se abre en una perspectiva lateral que enfatiza la profundidad del espacio.
Una cinta de carpintería que rodea la sala alberga numerosos arreglos y dibuja la segunda planta. De hecho, el baño está oculto por la cabecera y desde las extremidades de ésta, dos zonas funcionales encuentran lugar para cada uno de los miembros de la pareja.

Los rayos de sol que tocan el suelo de madera blanca se reflejan inmediatamente en las paredes de madera que dan al dormitorio un aspecto despejado y cálido.

the-sleeping-attic-andrea-mosca-catalogodiseno (1)

the-sleeping-attic-andrea-mosca-catalogodiseno (6)

the-sleeping-attic-andrea-mosca-catalogodiseno (10)

 
 
TODAS LAS IMÁGENES CORTESÍA

Andrea Mosca

 

Deja Tu Opinión ( para dudas comerciales contactar al autor )

*

 


seis − = 1